El presidente ruso, Vladímir Putin, ofreció hoy todo el respaldo político, militar y económico al autoritario líder bielorruso, Alexandr Lukashenko, al que animó a reformar la Constitución como vía de arreglo de la crisis en la antigua república soviética.

'Estamos a favor de que los bielorrusos por sí mismos, sin sugerencias y presiones del exterior (...), arreglen esta situación y lleguen a una solución común', afirmó Putin durante la reunión con Lukashenko en su residencia rusa del balneario de Sochi (mar Negro).

Fuente: EFE >> lea el artículo original