El austríaco revirtió la final luego de estar dos sets abajo y ganó su primer Grand Slam.

La final del US Open 2020 no tuvo público presente.
Será recordada por eso, pero también porque se definió en el tie break del quinto set, tras 4 horas y 1 minuto de juego, en un match con numerosos vaivenes.
Y porque se la llevó Dominic Thiem, su primera corona de Grand Slam tras las frustraciones en Australia a comienzos de año y en Roland Garros en 2018 y 2019.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original