Seis años pasaron desde que, en agosto de 2014, Marin Cilic derrotó sobre el cemento de Flushing Meadows a Kei Nishikori y conquistó su primer -y hasta ahora único- Grand Slam. Desde entonces, quienes se repartieron los títulos de los cuatro torneos más importantes del circuito masculino fueron siempre jugadores que ya sabían lo que era levantar un trofeo en esa categoría. Hasta este domingo. Porque el US Open 2020 coronará a un campeón debutante -será Dominic Thiem o Alexander Zverev, quienes disputarán la final- y cortará esa racha de seis temporadas sin nuevos ganadores en un 'grande'. Algo que, aunque parezca mentira, no se había dado nunca en la historia del tenis.

Después de esa sorpresiva consagración de Cilic, que había bajado en semis a Roger Federer, segundo favorito, los siguientes 21 Grand Slams disputados fueron para cinco 'figuritas repetidas', entre ellas las tres leyendas del Big Three, grandes dominadores de esos años.

Novak Djokovic conquistó diez: cuatro en el Australia Open -incluido el de este 2020, última cita de este nivel antes del parate por la pandemia-, uno en Roland Garros, tres en Wimbledon y dos en Nueva York. Rafael Nadal sumó cinco: tres en París, donde llegó a doce, y dos en el US Open. Y Federer, tres: dos en Melbourne y uno en Londres.

Novak Djokovic conquistó diez Grand Slam en los últimos seis años, incluido Australia 2020. Foto EFE/EPA/SCOTT BARBOUR

Quienes rompieron la hegemonía de ese trío fueron Stan Wawrinka y Andy Murray. El suizo, tras ganar su primer grande en Australia en 2014, se coronó en Roland Garros 2015 y en Flushing Meadows 2016. Y el escocés, que había conseguido el primero en el US Open 2012 y el segundo en Wimbledon 2013, repitió en el All England en 2016.

Así pasaron seis años sin nuevos campeones. Hubo cuatro nombres que tuvieron la chance de romper esa racha, pero todos se quedaron cortos. Milos Raonic fue quien perdió esa final de Londres hace cuatro temporadas ante Murray. Kevin Anderson llegó a la instancia decisiva en el US Open 2017 y Wimbledon 2018, pero cayó sin mucha resistencia ante Nadal y Djokovic, respectivamente.

Dominic Thiem lo intentó dos veces en Roland Garros ante el mallorquín en 2018 y 2019. Y este año otra vez en Melbourne, cuando le dio pelea durante cinco parciales a Nole. También Daniil Medvedev estuvo cerca de lograr la hazaña hace poco más de doce meses en Nueva York, pero terminó cediendo en un partidazo de cinco sets ante Rafa.

Medvedev estuvo cerca de su primer 'grande' el año pasado, cuando perdió con Nadal la final en Nueva York. Foto Johannes Eisele/AFP

Desde que en 1877 comenzó a disputarse Wimbledon, el más antiguo de los cuatro 'grandes', nunca había pasado tanto tiempo sin que un nombre nuevo se anotara en la lista de campeones. Y hay que mirar hacia atrás más de 130 años para encontrar el segundo lapso más largo de tiempo en el que no hubo ganadores debutantes.

Fue entre el US Open 1881 y Wimbledon 1887, en una época en que aún no se habían creado ni el certamen australiano ni el francés. En esos poco más de cinco años, el británico William Renshaw, que había festejado su primer Grand Slam en Londres en 1881, se quedó con todas las ediciones del Abierto Británico. Y el estadounidense Richard Sears, que había celebrado su primera conquista en Nueva York también en 1881, repitió en las siguientes cinco ediciones de la cita estadounidense.

En 1887, en el All England celebró el local Herbert Lawford y le puso fin a esa serie de festejos repetidos, la más extensa hasta este 2020.

Pasaron luego muchísimos años hasta que hubo otra seguidilla de más de dos temporadas sin debutantes en la nómina de campeones. Entre el primer título de Nadal, en Roland Garros 2005, y el primero de Djokovic, en Australia 2008, hubo dos años y medio en los que solo ganaron Federer y el mallorquín.

Entre el título de Del Potro en Nueva York en 2009 y el de Murray en 2012 en el mismo torneo, hubo tres años sin nuevos campeones. Foto AFP

Y tras la consagración de Juan Martín Del Potro en el US Open 2009, pasaron tres temporadas completas para que el tenis masculino coronara un nuevo campeón en un 'grande', con el festejo de Murray en Nueva York en 2012.

En este 2020, varios factores terminaron armando un escenario que dejó al US Open con dos posibles campeones debutantes. Tres de los jugadores que venían repitiendo festejos en este nivel en las últimas temporadas se ausentaron del certamen por diferentes razones.

Nadal, campeón el año pasado, y Wawrinka eligieron no viajar a Nueva York por los riesgos que implica el traslado y la estadía en esa ciudad en medio de la pandemia de coronavirus. Federer, en cambio, cerró su temporada en medio del parate por la crisis sanitaria, tras someterse a una segunda artroscopía en la rodilla derecha.

Djokovic se despidió del US Open 2020 trtas ser descalificado por un pelotazo accidentala a una jueza de línea. Foto AP Photo/Seth Wenig

Djokovic y Murray sí dijeron presente en Flushing Meadows, pero se despidieron prematuramente. El escocés -ubicado en el 115° escalón del ranking por la inactividad tras su operación de reemplazo de cadera- cayó en la segunda ronda frente al joven canadiense Felix Auger-Aliassime. Y el serbio fue descalificado tras pegarle accidentalmente un pelotazo en la garganta a una jueza de línea durante su choque de octavos ante el español Pablo Carreño Busta.

Fuera de ese grupo, hay solo otros dos campeones de Grand Slam en actividad que, bajo diferentes circunstancias, podrían haber conseguido una nueva consagración. Cilic, que no pudo superar la tercera ronda en Nueva York al caer ante Thiem; y Del Potro, que se encuentra en plena recuperación de una nueva operación, la tercera para él en la rodilla derecha, tras la fractura de rótula que sufrió en Shanghai en 2018.

El US Open 2020 será también el primer Grand Slam en más de cuatro temporadas que quedará en manos de un jugador menor de 30 años. El último había sido Murray, que conquistó Wimbledon en 2016 dos meses después de apagar las 29 velitas.

Es más: esta especial edición del 'grande' estadounidense tuvo ocho cuartofinalistas menores de 30 años: Pablo Carreño Busta (29), Denis Shapovalov (21), Borna Coric (23), Alexander Zverev (23), Andrey Rublev (22), Medvedev (24), Alex De Miñaur (21) y Thiem (27).

Eso no ocurría en un Grand Slam desde Australia 2010 (Federer, Nikolay Davydenko, Djokovic, Jo-Wilfried Tsonga, Andy Roddick, Cilic, Murray y Nadal).

Así, la final que protagonizarán este domingo Thiem y Zverev quedará en la historia grande del tenis. Porque consagrará por primera vez en esta categoría a un jugador nacido en la década de 1990. Y porque cortará una racha de seis años, la más larga de todos los tiempos, sin un campeón nuevo en uno de los cuatro 'grandes'.

Mirá también
Mirá también

A 30 años del triunfo de Gabriela Sabatini en el US Open, una hazaña del deporte argentino

Mirá también
Mirá también

Las madres tenistas que lograron cambiar las reglas y muestran el camino en un US Open 2020 histórico

FK

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original