Mediante el trabajo de reparación y mantenimiento de las plantas de agua de las localidades de La Junta y El Cortaderal, se asegura la provisión de este vital elemento a las familias de la zona.

El Ingeniero Juan Sosa, director de Obras Públicas, dio a conocer que el viernes 4 de septiembre hubo un problema en el abastecimiento de agua potable de la localidad de La Junta, por lo que el equipo de agua -perteneciente a esta Dirección- se hizo presente en el lugar y corroboró que la falencia se debía a la rotura de la bomba sumergible.
Esta máquina es la encargada de bombear agua a la planta de nanofiltración y de ahí al tanque elevado, por lo que al encontrarse rota no había suministro.
El equipo constató que esta se quemó debido a un desequilibrio del grupo electrógeno que proveía menos energía de la necesaria.

Sosa informó que al no poder extraer la bomba en el momento -producto de la complejidad del trabajo y que ya tenían un trabajo programado que tenía que ver con una colaboración de la planta de ósmosis de El Cortaderal- se programó el trabajo para el día lunes en la mañana (por hoy) donde se realizará la extracción de la bomba quemada para repararla y la colocación de una bomba de repuesto.
Además se recambiarán las protecciones eléctricas correspondientes y se recalibrará el grupo electrógeno.
Por estas tareas, el Director estima que en el transcurso de la mañana -de hoy 7 de setiembre- quedará normalizado el servicio.

A raiz de este inconveniente y sabiendo que los vecinos no tenían suministro de agua, la Dirección de Distritos y de Servicios Públicos garantizó durante todo el fin de semana, el abastecimiento de agua potable a las familias del paraje con la finalidad de evitar que se queden sin este vital recurso.

Paralelamente a este trabajo, la Dirección de Obras Públicas realizó la asistencia técnica -la cual ya estaba programada con anterioridad- a la planta de potabilización por ósmosis inversa que se colocó hace poco tiempo en el paraje de El Cortaderal.
Hasta allí se trasladaron operarios para corroborar la calidad y cantidad de agua que aprovisiona dicha planta con la finalidad de garantizar la salud de los pobladores del lugar y evitar roturas a futuro.

Mediante una revisión profunda de las instalaciones del equipo se pudo constatar que la planta está funcionando en óptimas condiciones, pero se detectó un problema en la bomba que envía agua desde la cisterna a la planta de osmosis.
Esta deficiencia generaba que el caudal fuera menor a la cantidad que puede procesar la misma y en consecuencia se obtuviera menor cantidad de agua, la cual aseguró que será reemplazada a la brevedad.

“Esto significa una buena noticia para el municipio ya que estamos hablando de una inversión menor y que no implica una rotura de la planta recientemente colocada”, manifestó Sosa a lo que agregó que “se corroboró que la calidad de agua es óptima, pero igualmente se extrajo una muestra de agua para ser analizada en laboratorio”.

Twitter

Fuente: InfoMalargüe >> lea el artículo original