Brasil registró en las últimas 24 horas 614 nuevas muertes por COVID-19, con lo que el total de víctimas suma 87.618. En tanto, el número de infectados bordea los 2,5 millones de casos, informó este lunes el Ministerio de Salud.

De acuerdo con el más reciente balance oficial sobre las cifras de COVID-19 en el gigante sudamericano, durante la última jornada se registraron 23.284 nuevo casos y el total de personas contagiadas es de 2.442.375.

Por segundo día consecutivo el número de víctimas cayó prácticamente a la mitad y el de contagiados disminuyó sustancialmente, frente a las cifras que se venían registrando diariamente la semana pasada hasta el sábado, cuando el promedio de víctimas superaba el millar y los casos sobrepasaban los 45.000.

Mirá también
Mirá también

“Estoy inmunizado”, dijo un Jair Bolsonaro con barbijo al saludar a sus simpatizantes en Brasilia

Las cifras de víctimas y nuevos casos suelen disminuir los domingos y los lunes ya que los fines de semana se reduce el personal que trabaja en la recopilación de los datos.

Según las cifras oficiales, el promedio móvil de nuevas muertes en Brasil en los últimos 7 días fue de 1.074 muertes y el de nuevos casos fue de 45.715.

Mirá también
Mirá también

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, recibió el alta tras superar el coronavirus

Así las cosas, Brasil, con 210 millones de habitantes, continúa como el segundo país del mundo más afectado en número de víctimas e infectados por el nuevo coronavirus y se mantiene como el epicentro de la pandemia en Latinoamérica.

A pesar de las alarmantes cifras, más de 1,6 millones de pacientes se han recuperado, otros 687.090 casos continúan en observación y 3.833 están bajo investigación.

Mirá también
Mirá también

El Amazonas, dador de vida, potencia la pandemia

Entre las víctimas por la COVID-19 estuvo el presidente de la república, Jair Bolsonaro, que este lunes retomó actividades tras 20 días en cuarentena.

El mandatario regresó al Palacio presidencial de Planalto, la sede de Gobierno, con una actitud conciliadora y moderada y lejos de la acostumbrada disputa política que lo caracteriza.

Mirá también
Mirá también

Venezuela: sin barbijos y ni medidas sanitarias, en Caracas juegan a la ruleta rusa con el coronavirus

Incluso fue prudente en el tradicional encuentro que a diario sostiene con sus seguidores y mantuvo la distancia que antes evitaba con un escueto comentario.

'Ya estoy curado, pero evitemos el contacto', dijo.

Como lo tenía previsto, además de su agenda en Brasilia, el líder ultraderechista realizará entre el jueves y el viernes un itinerario de viajes por el país que incluyen los estados de Bahía, Piauí -en el nordeste- y Río Grande do Sul en el sur del país.

Fuente: EFE

AFG






Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original