River desestimó una oferta formal del CSKA de 7 millones de euros por la ficha definitiva del colombiano Jorge Carrasacal, quien regresó al país el sábado junto a su compatriota Rafael Santos Borré.

El club de Núñez tiene una deuda de 3 millones de euros con el Karpaty (ya hizo un reclamo oficial a la FIFA), que le transfirió al mediapunta el año pasado, y pretende una suma superior para cancelar su compromiso económico con los ucranianos y obtener una mayor utilidad en el traspaso.

Aunque la cláusula de salida de Carrascal fue fijada en 20 millones de euros, River estaría dispuesto a desprenderse del colombiano si el CSKA eleva su propuesta a la mitad de aquella suma, en virtud de las dificultades económicas-financieras que atraviesan los clubes, agravadas por la pandemia.

Carrascal, que ha jugado sólo 17 partidos jugados con la 'Banda roja', es un jugador de gran futuro y ha venido siendo mencionado en el mercado de pases.

El jugador cartagenero de 22 años, actualmente está en cuarentena obligatoria, al igual que Borré y el chileno Paulo Díaz, quien retornó también el sábado a Buenos Aires en un vuelo humanitario procedente de Santiago de Chile.

Fuente: La Gaceta Salta >> lea el artículo original