Un equipo de científicos de Virginia Tech informan que han encontrado una solución para desinfectar superficies como pomos de puertas, barandillas o pantallas de móviles.
Se trata de un recubrimiento de superficie que erradica el virus que causa COVID-19 en solo una hora.

Desde el comienzo de la pandemia las medidas más populares han pasado por el uso de mascarilla, el levado de manos o la desinfección de superficies.
Para esto último han desarrollado un nuevo descubrimiento aplicable al pomo de las puertas, las pantallas del teléfono o el pasamanos de los autobuses.

El puntero material viene con la firma de William Ducker, profesor de ingeniería química en Virigina Tech y autor principal del estudio, que explica cómo inactiva el virus.'La idea es que cuando las gotas caigan sobre un objeto sólido, el virus dentro de las gotas se inactivará', formula el autor.

Un nuevo material LED UV, ¿la solución para desinfectar lugares de coronavirus?

El recubrimiento para superficies se trata de una especie de pintura que, aplicada sobre cualquier objeto común, puede inactivar a la COVID-19. Para su creación han contado con la colaboración de Leo Poon, profesor e investigador de la Escuela de Salud Pública de Hong Kong, conocido por su trabajo contra el SARS-CoV-1, el virus que causó el brote de SARS en 2003 y 2004.
Poon también ha estado activo durante el brote de SARS-CoV-2.

Ducker no podría estar más satisfecho con sus hallazgos.
Una vez que el recubrimiento se pinta sobre una superficie u objeto de vidrio o acero inoxidable, la cantidad de virus se minimiza en un 99.9% en el espacio de una hora.

'Una hora es el período más corto que hemos probado hasta ahora, y las pruebas en períodos más cortos están en curso', explica Ducker, aunque el equipo es más ambicioso todavía y tiene planes para reducir el tiempo a meros minutos.

En las pruebas se mostró un recubrimiento robusto: no se despega, incluso después de ser cortado con una cuchilla de afeitar, todavía erradica el virus después de múltiples rondas de exposición, e incluso consigue acabar con el 99.9% después de estar sumergido bajo el agua durante una semana.

Se trata de una de las múltiples investigaciones centradas en la desinfección de superficies contra el coronavirus.
En la otra punta del mundo, investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong han fabricado un desinfectante que dura hasta 90 días una vez aplicado.

En el caso de esta pintura contra el SARS-COV-2, sus creadores buscan el modo de producir en masa su descubrimiento. Los hallazgos han sido publicados en ACS Applied Materials & Interfaces.

Fuente | Interesting Engineering