La primera iniciativa consiste en la creación de un plan de auxilio especial para entidades de servicios turísticos en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y a la Producción (ATP) ya puesto en marcha por el Gobierno.

En tanto, la segunda propuesta, para ser aplicada hacia la salida de la cuarentena, apunta a favorecer la reactivación de la actividad turística nacional y por ende, contribuir con la recuperación del sector y de las economías regionales.

Los dos proyectos fueron presentados por el senador nacional Maurice Closs, de Misiones, y suponen una acción conjunta para abordar la situación actual de la industria turística doméstica, paralizada por la pandemia de Covid-19.

La primera iniciativa apunta, por un período de tres meses, de julio a septiembre de este año, a reducir el pago de las contribuciones patronales en un 95% y que el Estado nacional cubra en un 75% el salario neto de los trabajadores en relación de dependencia del sector.

También establece prorrogar los vencimientos impositivos por todo 2020 con el objetivo de sostener el empleo y la actividad de quienes hayan visto caer su facturación en más de un 70% debido a la cuarentena por la pandemia.

El proyecto alcanzará a los servicios mayoristas y minoristas de agencias de viajes; servicios de alojamiento y gastronómicos; transporte automotor interjurisdiccional de pasajeros y aerocomercial de cabotaje; servicios de parques de diversiones y parques temáticos, de jardines botánicos, zoológicos y parques nacionales; producción de espectáculos teatrales, musicales y deportivos; servicios de salones de baile, discotecas y similares; y toda otra actividad que determine el Poder Ejecutivo nacional y que esté paralizada o cuya facturación se encuentre afectada en más del 70% debido a la emergencia sanitaria.

El segundo proyecto, en tanto, apunta a crear un Plan de Reactivación del Turismo Interno, mediante un Bono Fiscal Vacacional, que funcionará como un descuento en el pago de alojamientos, entre otros aspectos.

También prevé una deducción del impuesto a las ganancias de las sumas pagadas por los contribuyentes respecto de los servicios de turismo interno, tanto para alojamiento, como para gastronomía y servicios de agencias de viaje.

Además, crea un programa de turismo para personas mayores y estipula que se financien los paquetes turísticos de viajes de egresados.

El sector permanece paralizado en la Argentina desde el 20 de marzo pasado, cuando se inició la cuarentena en el país, y se estima que será uno de los últimos en poder reanudar sus operaciones en todo el territorio nacional.

'Por eso presenté estos proyectos, para generar una batería de medidas que contribuyan a mantener el empleo y la actividad a futuro del sector turístico', explicó Closs.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original