Los abogados de la entidad que conduce Eduardo Hecker, trabajan por estas horas con una hipótesis: que Lorenzini no sería todo lo imparcial que el caso amerita. Basan sus argumentaciones en una serie de hechos que se aprestan a dar a conocer públicamente y a los que pudo acceder Ámbito.

La hipótesis tiene una fuerte raigambre en un dato impactante: hace sólo diecisiete meses, a comienzos de 2019, el juez del concurso, Lorenzini, dictaminaba sobre Vicentin, pero lo hacía en condición de apoderado del Banco.
Curiosamente o no tanto, el banco Nación se ha constituido en el concurso como el mayor acreedor con más de 300 millones dólares.
En rigor, siendo el banco querellante en la causa, el paso siguiente será, en principio, evaluar la posibilidad de pedir la recusación.

La última semana, Lorenzini, el ahora juez, adoptó una medida para no pronunciarse respecto al pedido de intervención de la provincia de Santa Fe. Este pedido fue encabezado por el gobernador Omar Perotti.
El magistrado buscó así tener más tiempo, sin pasar la cuestión a la Cámara de Apelaciones.

En la misma secuencia, el magistrado Lorenzini inició dentro de la causa un expediente separado para tratar la solicitud de la Inspección General de Personas jurídicas (IGPJ).
En términos prácticos, esto significó que el magistrado separó el concurso de acreedores del pedido de intervención provincial y en el mientras tanto los dueños de la empresa continuarán al frente de la empresa agroindustrial.

Fuentes cercanas al banco Nación señalan que no solamente resulta impactante que el Juez tiene solamente diecisiete meses de antigüedad como juez, primera y única experiencia en la justicia, sino también que durante 20 años fue empleado de la entidad financiera. Otro dato llamativo es que la tarea que desarrolló durante los casi 20 años en el banco es la de abogado y apoderado de la Sucursal de Reconquista, y que precisamente la sucursal de Reconquista, tiene como cliente principal a las empresas del Grupo Vicentin.

Pero donde parece estar particularmente interesada la querella es en las causas en las cuales intervino Lorenzini en calidad de abogado del Banco Nación (foto).
Señalan en la entidad que el magistrado dictaminó sobre temas vinculados a empresas del Grupo Vicentin, a modo de ejemplo, Buyanor (dictamen 141 de fecha 27 de abril del 2018), Biogas Avellaneda (dictamen 210 de fecha 9 de octubre del 2018) y Renopack (dictamen 218 de fecha 26 octubre 2018).

Dichas empresas todas de reciente constitución, Renopack constancias de inscripción 22 de mayo 2018, Biogas Avellaneda constancias de inscripción 27 de octubre 2017 y Buyanor data del año 2015.

Huelga decir que en la entidad que conduce Hecker, no se pone en cuestión la legalidad de las empresas mencionadas ni de los dictámenes.
Pero sí, dicen, que todo esto queda enmarcado en las sospechas de vaciamiento de Vicentin realizado presuntamente a través de una red de empresas constituidas con ese fin.

Por ahora, los interventores designados por el Gobierno nacional, Gabriel Delgado y Luciano Zarich, continuarán relegados al rol de veedores.

Por otro lado, según pudo saber Ámbito, el magistrado buscaría el avance del concurso de acreedores, con las limitaciones lógicas que impone la cuarentena. Recién en agosto estará abierto el proceso de verificación de créditos y allí se conocerá cómo esta integrado el pasivo de la firma, estimado en unos u$s1.350 millones.

Biogas completo Fabián Lorenzini Vicentin Renopack completo Fabián Lorenzini Vicentin Renopack completo 2 Fabián Lorenzini Vicentin

Fuente: Ambito >> lea el artículo original