Según el video, que fue difundido a través de Twitter y WhatsApp, siguiendo una serie de pasos era posible cambiarle el nombre de usurario de Instagram a otra persona sin la necesidad de tener su clave para ingresar a la cuenta.
No se trata de la palabra detrás del @ sino del nombre visible, que ahora es el que aparece en los mensajes directos.

“Le das Editar Perfil, borrás el nombre orginal, ponés primero el @ de la cuenta a la que le querés cambiar el nombre y lo guardás.
Recargás, editar otra vez y ponés lo que querés que aparezca de nombre”, indicaba el video viral.

Cosas de mamadores on Twitter

A raíz de las indicaciones falsas, miles de personas fueron engañadas y modificaron sus propios nombres con insultos o agravios que ellos mismos escribieron para otra persona.
El principal problema es que Instagram no permite cambiar el nombre de usuario visible de una cuenta más de dos veces en 14 días.

'En este momento no puedes cambiar tu nombre porque lo has cambiado dos veces en un plazo de 14 días', menciona un cartel en la red social cuando se intenta volver a modificarlo.

usuario ins.jpg

Caer en la propia trampa

Si bien en un principio la mayoría de los usuarios que habían hecho la broma se quisieron excusar con que habían sido hackeados, cuando se conoció el verdadero fin del video, surgieron memes con los nuevos nombres más ingeniosos.

Otros, por su parte, se centraron también en analizar que la mayoría de las frases colocadas como nuevos nombres de usuario se trataban de expresiones machistas, homofóbicas, racistas y discriminatorias.
Muchas de ellas hablaban sobre países de procedencia, religión, preferencias sexuales y hasta enfermedades de transmisión sexual -como el VIH- usadas para hacer una 'broma', lo que alertó sobre la personalidad y pensamiento de cada usuario que cayó en la trampa y quedó totalmente expuesto ante sus seguidores.

Fuente: Minuto Uno >> lea el artículo original