Benito Almirante es el jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona y ha charlado con Vicente Vallés en Antena 3 Noticias sobre la decisión de hacer obligatorio en toda España el uso de las mascarillas para hacer frente al coronavirus: 'Llega un poco atrasada esta medida.
En este momento, el número de pacientes diagnosticados de la enfermedad es muy pequeño y hay pocos pacientes capaces de transmitir la infección'.

'Siempre he sido partidario de que todas estas medidas sanitarias de un alcance tan extenso deberían ser recomendaciones, más que obligaciones.
La posibilidad de transmisión del virus en la calle yo creo que es muy limitada.
No hay nada que justifique que toda la población, más de 40 millones de personas, vayan con mascarilla por la calle.
Pero la normativa es de obligado cumplimiento y no tenemos más remedio que cumplirla', explica el doctor Almirante.

Almirante cree que, por ese mismo procedimiento, si la mascarilla hubiera sido obligatoria al inicio de la pandemia quizá habríamos evitado muchos contagios de coronavirus: 'Es fácil hablar cuando una cosa no se ha hecho, pero si aplicamos la lógica por la cual en este momento hacemos obligatorio el uso de mascarilla, esto implicaría que si lo hubiéramos hecho hace dos meses el número de contagios, muy probablemente, se habría reducido'.

Desescalada 'a un ritmo más lento' que otros países

El doctor también ha hablado sobre las fases de desescalada del coronavirus en España: 'Si lo comparamos con países de nuestro entorno, quizá vamos a un ritmo más lento.
La mayor parte de los países europeos cercanos, como Italia, Francia y Alemania, ya han tomado decisiones para los próximos días mucho más avanzadas que las de España.
Quizá ahora no tenemos la perspectiva suficiente para poder decir si esta desescalada va a tener o no repercusiones.
La impresión que tenemos los profesionales es que, al ritmo que está disminuyendo el número de casos diarios, la desescalada que se está haciendo en nuestro país es adecuada'.