Con este aporte la Municipalidad de Malargüe cubre la necesidad alimentaria de alrededor de 800 personas por día.
Los menús son preparados por soldados del Ejército Argentino, quienes además los reparten en los diferentes barrios.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio obligó a muchos trabajadores a quedarse en sus casas para evitar la propagación del Coronavirus y la realidad es que hay demasiados trabajadores independientes o irregulares, los cuales se vieron afectados fuertemente con las medidas nacionales.
Rápidamente el accionar de la Municipalidad de Malargüe se notó, en los diferentes barrios del departamento, cuando el Ejército acerca estas raciones a los más necesitados.
Además, algunos vecinos reciben su vianda en la puerta del domicilio, la cual es entregada en mano por los mismos funcionarios.

El Regimiento de Exploración, Caballería 15, de Campo Los Andes llegó a nuestra ciudad el 29 de marzo gracias a las coordinaciones del Segundo Jefe, Mayor Darío Javier Sosa con el intendente Juan Manuel Ojeda.
Entre las tareas, acordadas entre ambos, se encuentra la preparación de las comidas y la posterior repartición de los menús a los barrios más vulnerables, donde pueden acercarse todas las personas de esa zona que no tengan dinero para comer.
Simplemente se les pide a las familias que se dirijan donde está el camión del Ejército con un recipiente para que se les entreguen las raciones.

Lejos de mirar para otro lado y hacer oídos sordos, como se dice comúnmente, nuestro intendente Juan Ojeda le hace frente a la pobreza en Malargüe y está decidido a seguir luchando por bajar ese porcentaje.
Es cierto que hoy en día está pandemia ha ocasionado una crisis económica que irá empeorando de a poco, pero el Jefe Comunal afirmó que no permitirá, en la medida de lo posible, que Malargüe se siga afectando a la comunidad.

Tal es así que la autoridad máxima de la Municipalidad de Malargüe se encuentra, a través de las diferentes secretarías del Gabinete, brindando variadas ayudas sociales y se han puesto en marcha diferentes programas en pos de mejorar o aliviar la situación de las familias malargüinas.
Ejemplificando lo anterior mencionó bolsones de alimento, indumentaria, calzado, colchones, frazadas, nylon, gas en garrafas, leña, entre otras.

Por estas razones, Ojeda sigue luchando por Portezuelo del Viento, obra que si todo sale bien, a fin de año o principios del que viene, podrá comenzar a construirse y eso generará fuentes de trabajo para los malargüinos principalmente.
No nos olvidemos que Ojeda incluyó en el pliego licitatorio el porcentaje de mano de obra local que debía tomarse para este proyecto.

Pero eso no es todo porque también sigue apoyando fuertemente a la Minería de Malargüe y continúa pidiendo a los mendocinos que colaboren con nuestro departamento “hacer producción y generar recursos responsablemente”.
Días anteriores Ojeda manifestó a la prensa: “Esta crisis está devastando el mercado y los mendocinos tenemos una oportunidad única para hacer producción y generar recursos… Nosotros tenemos la posibilidad de convertirnos en esa provincia con recursos, trabajo y desarrollo permanente”.

Twitter

Fuente: InfoMalargüe >> lea el artículo original